Carmen de Burgos: columnista, sufragista ...y casi influencer

Actualizado: 2 mar


Hoy te traigo un libro antiquísimo que ha llegado a mis manos. Su autora, una mujer de esas que impresionan por cómo vivió. Y creo que mucho tiempo están tardando las grandes figuras actuales de la novela biográfica en escribir sobre ella.


Carmen de Burgos (Almería 1867-Madrid 1932) cuyo seudónimo más conocido era Colombine, se casó muy joven con un pintor bohemio cuya familia regentaba una empresa tipográfica. Allí comenzó a darse a conocer como escritora y publicó sus primeros artículos Pero el matrimonio no funcionaba y Carmen, cansada de infidelidades, se marchó a Madrid con su única hija superviviente.


Allí llegaría el éxito en el “Diario universal” donde se convirtió en columnista diaria, con su sección “ Lecturas para la mujer”: temas de modas, modales, pero también el sufragio, la situación de las fábricas obreras, etc.


Tras una época de viajes, de nuevo en Madrid, inició una relación amorosa con el jovencísimo escritor Ramón Gómez de la Serna, veinte años menor que ella, vínculo que se rompería mucho tiempo después tras los escarceos del propio Ramón con la hija de su amante.


En 1909 Carmen quiso acercarse a las tropas españolas que luchaban en Melilla, convirtiéndose en la primera mujer corresponsal de guerra y a su regreso, tras lo allí visto, escribió acerca de la objeción de conciencia.


Falleció en 1932, precisamente cuando para su alegría, el voto femenino ya era un hecho.



¿Cómo encontré este libro cuyo precio es de dos pesetas? Pues como muchos otros, en mi antigua casa familiar, donde ha habido generaciones antes que yo a las que siempre les gustó leer.


En principio recuerdo que el título me inspiró mucha curiosidad:


“¿Quiere Vd. ser bella y tener salud?”


Y sí, este peculiar recopilatorio de recetas te ofrece soluciones para mejorar el pelo, para las manos, para la coquetería, eso sí, todo ello a través de elementos extrañísimos que hoy serán imposibles de encontrar a no ser que te dediques a la brujería de diseño. Esperma de ballena, aguardiente de lavanda, etc.



No obstante, hay alguna receta asequible. Por ejemplo, para ti, amiga deseosa de fortalecer tu cabello, ¿qué te parece esto?


Manzanas agrias….200 gr

Ron…………………….1 litro.

Se parten las manzanas en trozos, se maceran tres o cuatro días. Colado el líquido resultante, se aplica mañana y noche.

(Ojo, que Carmen lo recomienda para las rubias, a las que además aclara el tono, no así a las morenas, a las que se lo puede decolorar)



Aparte de esto, consejos muy sensatos sobre los perjuicios del corsé, y explicaciones sobre cuál debe ser el vestuario de una dama elegante y cuánto dinero puede costar.


En resumen, muy curioso este testimonio de la época a cargo de una escritora de gran cultura, luchadora, viajera, que odiaba la palabra feminismo, según decía, pero que en cualquier caso y sin entrar en ideologías, era una gran defensora de los derechos de la mujer.


Y un placer su libro, sin duda.




24 visualizaciones0 comentarios