La importancia de llamarse secundario

¿Te ocurre quizá que alguien aparece en tu vida, en minúsculas, y cuando se va te deja una magistral e inesperada lección de sabiduría?

Algo así me ha pasado en “Cuarteto a cinco voces”. Porque hay muchos secundarios, sí y algunos muy turbios de carácter (ayyy, Saskia… merecerías que te escribiera un libro completo), pero existen dos que dirán verdades como puños: una de ellas, la maestra Clavé, una mujer de mediana edad a quien la vida ha enseñado mucho: otra, una chica joven en la que casi nadie se fija.

En fin, que hay que andar con ojo en la cuestión de los secundarios, porque en el fondo son protagonistas a los que no vemos en todas sus dimensiones.

Y ya, si me pongo a filosofar…a saber cuánta gente de nuestro entorno es considerada secundaria a pesar de todo lo que lleva en su interior. ¿Opinas igual?






19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo